martes, 18 de septiembre de 2007

CUANDO DEJE DE AMARTE



Cuando la piedra sea agua
La luz se convierta en sombra,
Cuando la Tierra sea Cielo
Y el Cielo, mansión en obras.

Cuando no canten los ríos
No sea del día la luz
Tu amor no sea amor mío,
Y en mi mente no estés tú.

Sólo, sólo entonces dejaré de amarte.

Cuando . . .
Todo haya acabado
El mal sea desterrado
El odio sacrificado
Y el amor embanderado.

Cuando los peces del río
No aniden junto a las piedras,
Cuando tú no seas la hiedra
Enredada en mi atavío;
Cuando no seas amor mío.

Cuando yo beligerante
Olvide cuantos amantes
Horadaron tu almohada.
Cuando no esté enamorada . . .

Cuando no valgan tristezas ni regaños,
Cuando no lleves la cuenta de mis años
Y éstos no sean peldaños de bajada,
Cuando no esté enamorada . . .

Cuando mi amor ya no sea
Una canción aprendida
Y en ello pongas la vida
Aunque ya no la poseas.
Cuando tú ya no seas . . .

Cuando no sean tan fríos tus abrazos
Y no midas cada paso
Del camino a nuestra casa,
Cuando te crezcan las alas.

Cuando no sea la fuerza
Del amor lo que te impulsa,
Cuando estalle mi repulsa
Por ser mi única respuesta.

Cuando me hables de amistad
Y sienta la soledad
Atenazando mi alma . . .

Cuando se enfríe mi posada
Y sólo logre cansarte
Dejaré de amarte . . .
Y añoraré ser amada.


jueves, 6 de septiembre de 2007

LA SIEMBRA DE DIOS

Llené mi ser con la dulzura del Amor de Dios, y en su recorrido a través de mi universo íntimo, gozó mi alma al sentirse henchida de Sus amorosos efluvios.
Se repoblaron Sus campiñas y se llenaron los primitivos cántaros, por Él creados en mí a tal efecto, otrora vacíos secos y agostados de Sus grávidas míes, cual cosecha sembrada sin la ayuda de Su vivificadora lluvia.

Y resonó su eco en mi ser, por todas las edades en que no me consideré apta a Sus preciosos ojos.

Alegróse mi alma, por el bien que se le venía encima, cantando sin cesar desde el alba hasta el ocaso cánticos desconocidos en la sinfonía esencial de los mundos.
Alegróse también mi ser vital, hasta lo indecible, conocedor de Quien discernía mis pensamientos; del que era Artífice en la proeza del cómputo de cada uno de mis cabellos, todo mi universo íntimo, maravillado, aplaudía y clauidicaba al unísono ante tal portento.
Despertaron mis dormidas células, en franca recuperación, para sentir correr mi sangre en tumultuoso torrente, enmudecido ante las cosas del mundo; y en incesante Acción de Gracias por la abundancia de la Vida verdadera.

En perplejidad gozosa, incitado por el milagro de Su Fiesta en mi interior, mi ser consentía, en placentero abandono, ante Sus benéficos efectos.

Escapó mi infortunado desvelo, transformándose en anhelo intencionado, en consciencia gozadora de ese Amor infinito y dulcemente incontenible.

Nacía Su Amor en las entrañas del ser y, con total y absoluto beneplácito, se instauraba en los arrabales del corazón, conformando un dulce remanso, manantial de los mares profundos en los inicios de la vida, donde el astro rey, pusiera mil tornasoles, templándolo con la luz de Su Regazo.

En una fusión sin precedentes: Agua y Luz, dulcemente consensuadas en la dualidad del origen de los mundos; se constituía en amorosa cosecha de la Siembra de Dios.

Extasiarme buscaba en tan ansiada soledad, sin conceder crédito a tanto beneficio.

Amabilísimos Sus ojos que, en Su liviana mirada, me prestaban el conocimiento de la Ciencia que se gesta en el Árbol de la Vida.

Mansa la certidumbre de mis limitaciones, abocadas a la nada, sin la ayuda de Su Mano generosa.

Mi acusada ausencia del Amoroso Regazo, parecía ser un instante, ante Su Corazón indulgente.

En el sórdido camino de la negra noche, Él me prestaba Su Luz, revelándose como Supremo Norte y Guía en el único camino de retorno al deleitoso Hogar de la Alegría Perfecta.

Huyeron los estímulos del mundo.

Mi espíritu buscaba la Huella que otros pasos prestaron a mis pasos.

En los recovecos de mi alma, la esencia de mi ser, aún recordaba la excelsa Siembra de Su Amor In finito.

miércoles, 5 de septiembre de 2007

MUNDO MÍO, MUNDO NUESTRO



Hogar callado, mudas paredes vacías

Implorando los suaves susurros

Añorando la infantil algarabía

De otros tiempos,

reproches, llantos,

ternura, mágica ternura

Que la ausencia me prodiga.

Asfalto de ciudad

Trasnpirando el sudor de mis desdichas,

Recogiendo mis suspiros,


Mis penas, mis alegrías.

Sangre, huesos, piel de asfalto;

Mis pies pegados al suelo

Y mi corazón muy alto

Elevándose hasta el cielo.

Mundo de puertas adentro

Casa, calor, paredes donde reías;

De puertas adentro, el mundo,

La vida, se detenía.

Con tu risa y con mi risa

Tejíamos la corona

La vida se entretenía,

Entre tu risa y mis bromas.

Mis lágrimas, tu sudor

El dolor de mis entrañas

Pariendo luz del amor.

Tu alma de niño grande

Desbordada de ternura

Sueño grande de ser padre

Desde tu infancia menuda.

Mundo de puertas adentro

Felicidad atrapada

Ansiando parar el tiempo.

Mi hastío por siempre sofocado


Al calor de los pucheros

Y mis sueños . . .

Entre humos silenciados

Resonando por siempre en mi silencio.

Mundo de puertas adentro

Poesía . . .

Alma desnuda,

En la luz, y en la penumbra,

Que se niega a madurar

Aunque madurar le urja.

Poesía . . .

Dulce, amarga poesía


Dulzura de mil amores

De mil rupturas desdichas

Poesía . . .


Sueño que al alma alimenta

Y que el alma necesita.



martes, 4 de septiembre de 2007

BUSCADORES DE LUZ


En mi pecho, la herida de Su pecho

Mis labios de Su sed aún no saciados

Vivísimos deseos de otros mundos

¡Bajadme de esta cruz, subidme alto!

No nací, pero habito el mundo audible

Escabrosa miseria de lo humano

Lo visible;"perfecto", "aborrecible".

El Amor, la Ternura: "abandonados".

Naceré con la aurora de los vientos

Que traiga de su brazo el nuevo día.

Naceré cuando viva la utopía

Moriré, aunque viva entre los muertos.

Nacerán sendas alas en mi mente

Que atrapará el misterio inhabitado

De corazones y almas emergentes

Buscadores de Luz, EN-AMOR-HADOS.

NAUFRAGIO




Vuela en el aire la palabra amor

Rota, desconocida, avasallada, ignota.

Navega entre lamentos un corazón perdido

En un mar sin orilla.

En su barca

La rabia y el coraje

De la derrota amarga y dolorida.

un cruel hachazo lo deshizo en dos:

El amor;

Corazón decapitado que muere enamorado;

Muerto el amor;

Renace la esperanza del otro Corazón.

lunes, 3 de septiembre de 2007

¿QUÉ FUE DE TU NIÑEZ?


¿Dónde han ido a parar las tardes de verano,

Dónde el preludio de tus primeros llantos,

Dónde el calor de tus ansiados besos,

Dónde tu incierto compás del desperezo?

¿Y la vela testigo de aquellos cumpleaños,

Dónde fueron las horas robadas al descanso,

Qué fue de mi alegria ante tu primer diente,

Y de tu alborotado parlateo inocente?

¿Por qué no congelamos aquel precioso instante?

¡Qué prisa había por vivir otros momentos. . . !

¿Por qué no nos quedamos presos en esa estancia

Cuando dijo "ma- má", "pa-pá", con arrogancia?

¿Qué fue de mi dolor ante tu primer vuelo

En esa tu primera jornada de colegio?

¡Quién interpretará la música estridente!

¡Cúal será la canción que nadie interprete!

¿Quién dibujará tu silueta en la deshecha cama

O penetrará mis sueños para alterar su calma?

¿Qué fue de los Domingos, los Martes y los Jueves,

Adónde los Eneros, los Mayos y Diciembres?

¿Por quién contar las hora hasta la larga noche?

Por qué no hablamos de amor cuando hubo tiempo,

Y nos regalamos sendas treguas al reproche?

¿Quién recogerá la voz de mis lamentos

Cuando no sea tiempo de asistir a duelos?

¿Por qué no conservé un trozo de tu sol

Para habitar el bosque de mi duro invierno?

jueves, 23 de agosto de 2007

ALMA Y AMOR (desiderata)

Pon el alma en todo lo que hagas, pues ¿qué sería de aquella casita de dulce golosina donde no habiten los duendes que el artesano no supo infundirle? Ya ningún niño viajará al país de los sueños mirándola.
Por amor, perdona las ofensas aún antes de que te hieran sus crueles dardos, no hay amor verdadero más hermoso que aquel que se forja en el sufrimiento. No olvides que nadie jamás halló un tesoro valioso sin esfuerzo.
Si a alguien has enseñado el fondo de tu corazón, y habiéndose complacido en sus grandes riquezas, opta por las baratijas que se encuentra en la superficie. . . olvídale, tu amor merece caer en mejores manos. No sufras suplicios sin cuento por quien quizás no sepa, ni que ese Amor se pueda dar sobre la faz de la Tierra.

Ocúpate de preservar tu alma de los estragos de la feroz turba, y no temas por su envoltorio, ya que sus días están contados. Mas tu espíritu vivirá para siempre en el corazón de los demás seres, que darán fe del Amor que habitó en el tuyo, y así será hasta el final de los tiempos.

Es probable que encuentres en tu deambular al que dice ser tu amigo, cuídate de sus falsos abrazos, porque puede ocurrir, que al lanzar su mirada por encima de tu hombro, esté buscando el sitio más débil de tu espalda para clavar el puñal envenenado con el odio de su alma; sería bueno entonces impermeabilizar la tuya a fin de no dejarte empapar por su rencor. El perdón será tu mejor arma y el bálsamo que restaurará tus heridas.

Hay quien cree que la dignidad está en ofrecer una respuesta adecuada a la ofensa; ¡pobres corazones solitarios!, jamás se han sentido amados por encima de intereses mundanos. No saben que el Amor es la única respuesta para quien, a toda costa, pretende dañar el corazón de alguien que ha procurado evitar la inmundicia.
No juzgues nunca a tu hermano por la palabra que pone en su boca, mira que la lengua , a veces, es traicionera, y el corazón no se deja desnudar ante la muchedumbre. Sé en cambio albacea del lenguaje de sus ojos, no dudes en ser depositario del más mínimo gesto de Amor que su silencio te otorgue.
Serás poseedor del testamento vivo más valioso.

Cuando al crisol de tus días hagas balance . . . mira a ver qué puedes sacar en limpio. Aparta toda necedad, y quédate sólo con lo auténtico. Busca siempre vivir en la verdad y realizar tus deseos.
Mas al balance, haz examen de la cuantía y precio del botín, no sea que para conseguirlo hayas de aniquilar a otros a tu paso, y las mieles de tu triunfo se vuelvan amarga hiel.
Nunca un triunfo fue más pobre que aquel que se cimentó en la infelicidad de los demás seres.

En tu sufrir tómate un respiro para mirar a tu alrededor y no hagas de tu pena un universo. Tus pequeñas miserias se volverán tan vanas frente a las de los demás, que tu corazón será capaz de dar gracias por seguir latiendo. Piensa que tú sólo eres el aliento que una vez impulsó un corazón a crear una vida. El mundo puede pasar sin ti, pero tú , no obstante, puedes ayudar, compartiendo el sufrimiento de los demás, a hacer un mundo más hermoso.

No temas a la soledad, teme más bien al vacío interior que priva a tu horizonte espiritual de los sueños sin fronteras. Haz que tus ojos sean fieles testimonios de la vida que palpita en sus adentros. Para que este horizonte se enriquezca hasta el fin de tus días, transmite las inquietudes de tu espíritu, que hallarán cobijo en otros horizontes, a semejanza de cielo y tierra.

Mantén siempre tu corazón virgen, como la tierra nueva para que pueda ser pasto del Amor, para que el alma sedienta encuentre el abono necesario en la tuya.

Vive desposeído de tesoros mundanos, porque al que nada posee cualquier pequeña dádiva le es una gracia del Cielo, y no hay nadie más desbordado de riquezas que aquel que se mantiene en íntimo agradecimiento por el simple y glorioso hecho de estar vivo.

En tu sendero de espinas, las rosas son tus hijos. Cuídalos como si de la propia vida se tratara. Cada hijo es un sendero distinto al tuyo. Trata de caminar en su dirección.
Procura extender a su paso la alfombra que contenga la sabiduría propia de tus años y el amor que una vez dio aliento a su vida, pero cuídate de imponer tu criterio, de cortar sus alas. Piensa que la juventud se aferra a la libertad como el viejo a la esperanza, y la sabiduría sigue a la experiencia como la huella al paso y el paso al camino. Hazle saber que estás a su lado; no obstante, guarda silencio cuando su lengua hable, y haz callar a tu corazón cuando te sobren motivos para la réplica.

Y tú, mujer, centro de vida a raudales y eje del Universo, no gastes tus días en vanidades.
Haz de tus tesoros justa medida de tu vivir diario.
Practica el renacer de la esperanza con los frutos siempre nuevos de tu cuerpo.
Evita servir de utilidad a los turbios propósitos de la maldad enmascarada. Porque no en vano se recreó el Cielo en tus múltiples dones. No es en vano, no. Porque habías de servir de ejemplo, de baluarte, de bandera por los siglos de los siglos.

Cuando tu cuerpo se halla saciado en otros cuerpos, y tu espíritu permanezca insaciable en permanente búsqueda . . . transita por el sendero que conduce a los desiertos del alma, hallarás el Amor, ese Amor que es fuente de sacrificios y renuncias. Bebe de dicha fuente hasta lograr pulir todas sus imperfecciones. Darás vida a la obra maestra de Dios, y será tan grandiosa en su perfección, que sólo tendrá cabida en otro corazón, produciéndose entonces el milagro, que salpicará a todos a tu paso y se constituirá en embrión de la vida del espíritu.
No gastes vana retórica en tu propia defensa, ni sufras ante la incomprensión de la horda gentil.

Evita caer en los abismos insondables donde tu corazón es presa del mayor suplicio. . . porque sabes que toda palabra es inútil.

Porque te sabes también fiel estudioso del sublime Amor humano que no precisa de disculpas, y así deseas ser amado.

Porque conservas como oro en paño aquel dulce deseo infantil de hallar caricias para el alma . . . y no encuentras la receta.

A ti, que eres consciente de que tu cuerpo es podredumbre corrupta, que no sacias con el placer tu deseo de amor, porque ansías el Amor del alma. Que no embotas de tontería tus únicos momentos de vida, porque buscas la verdad de tu esencia.

Para ti, porque sabes que el progreso comienza por mejorarte por dentro.

Porque te ríes de tus defectos para practicar la hermosa humildad.

¡Busca el Amor sin denuedo! ¡No repares en esfuerzo! Sueña con él noche y día y, a tal efecto, deposita un poco de Amor en cada ser, aunque te ofendan vilmente, y el cráter de tu alma constituya la herida más sangrante que un cuerpo pueda albergar . . . ofrece Amor a raudales, sólo así se halla la Paz.

Da fe del alto calibre de tus sentimientos, a fin de que sean testimonio de tu paso por la vida, pero por tu bien, no la pases disculpándote y pidiendo perdón ante tus seres queridos.

Abandona tu defensa en manos de tu corazón.

Él a través de tus ojos trascenderá su verdad.

martes, 31 de julio de 2007

VIDA


Hijo mío, ahora que estás a punto de partir, he de reconocer que me aterra que la vida te haga olvidar el eterno regazo de mis brazos .
Los besos que con breve gesto volaron a través del aire, vía efímera pero consensuada a través de nuestros ojos .

Me da miedo tu plena madurez de hombre niño, porque sé que eres capaz del sufrimiento callado que sólo soportan los hombres que se han forjado en la templanza, y aún no eres un hombre, pero ¡son tán precisas tus palabras!, ¡tán aplastantes tus consideraciones!

El mundo te absorverá, lo sé, y en su vorágine turbia y apresurada, en ocasiones quizás, por breves momentos, tu pensamiento volará hasta mí .
Quiero que te lleves mi sentir de ahora, hijo mío .

Nunca cedas a la desesperanza, porque la esperanza es la luz del mañana, y, sobre su estela florida, camina el hombre de corazón puro dejando una huella indeleble en el Universo .

Nunca te apartes del camino recto; no obstante, sé flexible siempre ante la debilidad del otro, considera que "él" es tu yo más amado, "él" ya vivía en tu esencia antes de tú nacer, pues todos somos "uno" con el espíritu del mundo .

Sé diestro e inflexible, sin embargo, en preservar y desarrollar la riqueza interior donde se baña la lucidez que traspasa el falso espejo del mundo .

Sé para el trabajo como para el disfrute: templado. Pero, ¡hijo mío!, no sé por qué te digo esto, ya que tú nos has enseñado que posees esa gracia especial sólo atribuíble a algunos hombres, y todo esto es inherente a tu ser tan querido por nosotros .
Huye de ilusiones vanas, pues son camino seguro de fracasos y decepciones profundas .
Actúa siempre desde la sencillez .

¡Qué corta ha sido tu niñez tan preciosa! Ella por sí sola es una perla que añadir a las joyas que posee la Naturaleza pues, en la misma, brilla una estrella más desde tu concepción .

Te dejo partir con alegría, porque sé que ese hombre que eres vive en tí desde el principio de tu vida, con todos sus valores . Pero echaré tánto de menos tu alegría, tu natural comunicación, tus besos, tu confortable afecto .

Tu justa e insobornable firmeza ante los diversos reclamos de la vida me ha enseñado tánto que, hijo mío, he de decirte que todo esto es un milagro, ya que, en la historia de la vida, por esta vez, se han invertido los términos .

Tú me has enseñado a través de tu suave, delicada, pero firme actitud, que merece la pena levantarse sólo por verte actuar en el futuro y siento el orgullo sereno de la "justa medida" que Dios derramó en mí a través de ti.

Vete en paz, en ti deposito mi esperanza, tenue semilla que un día creó tu preciosa vida.
Sé que nunca estarás lejos, por lejos que llegues a estar, pues resides dentro de mi corazón .

Ahora es tu tiempo, aprovecha tu porción de vida . Vívela con el equilibrio que sólo se le atribuye al hombre justo .

Refréscate en la fuente de la vida .
Danza y baila con su música .

Trabaja, siembra, cosecha y, al atardecer, no olvides elevar una oración en agradecimiento por todo lo que has recibido y que espero, es más, estoy segura, que en ti alcanzará la proporción de la nobleza que transmite tu espíritu .





miércoles, 25 de julio de 2007

¿QUÉ ES AMISTAD?


¿Qué extraño anhelo habita mis entrañas de dulce requiebros y rectitud innata que al emprender camino , mi bondad desata , y al cumplir su destino , no sé qué cosa entraña que es su único mandato el que mi ser acata? ,
¿Anhelo de amistad? , me digo . . .

La amistad es el afecto incolmable , la ternura en los confines del corazón , el consentimiento a los dulces detalles .

Es el libre pie que angosta la distancia del camino al corazón repleto de bondades .
Mesa dispuesta donde su única vianda sea promesa de fidelidad y augurio de lealtad .
Es la inmediatez de la mano amiga .
El manantial eterno desbordado del dulce y generoso seno materno que se nutre del amanecer de la vida .
La blanca palabra por siglos innombrada , donde se esconde la sonrisa del corazón , para irradiar ternura sobre el mendigo de amor que peregrina a las puertas del alma .

La límpida mirada alzada al horizonte del espíritu que anida en el corazón del águila viajera . Él indaga los misterios de la vida para ser precursor de reencuentros , y así consumar la remota promesa al fín cumplida del dulce renacer de la esperanza , del legítimo anhelo , del cariño infinito , en el más añorado y cálido aposento . Allá donde habita el casto beso incontenible de los ojos , para después de arrullarse en las raíces donde se acuna el amor , retornar , fugazmente , al punto de partida de esa realidad que danza en el aire cual música melodiosa traída de mil paraísos ignotos y que se llama "PALABRA" . Que como un presuroso río adentrándose en el mar , lima asperezas , y al roce de sus elementos , ocasiona sedimentos que perduran por millones de siglos y retornan a la tierra , para volver a renovar los ciclos de la Naturaleza , allí donde comienza la eterna promesa de la vida .

Como en el nítido reencuentro de la PALABRA con la LUZ , que al adentrarse en la fusión del entendimiento y el consenso interior , recibe el renuevo de la vida íntima , produciendo sedimentos de amistad , que perdurarán hasta el fin de los días en la memoria del lapsus de ese tiempo que supone el transcurso de una vida en el misterioso universo del cosmos .
Reencuentro en el que , momento a momento , con una cadencia y musicalidad exquisitas , la amistad va dejando un rastro perfumado de caricias del alma y sones desconocidos para quienes nunca pudieron disfrutarlos .

martes, 24 de julio de 2007

CANCIÓN DE AMOR



Canto a la consagración de tus besos , a tus batallas ganadas por una sonrisa , a mis duelos internos por los hijos no habidos , a los mundos a que jamás tendré derecho .

Canto a la brisa que me trae tu recuerdo , a tu hastío , mi esperanza , canto a tus besos , que mantienen la pequeña llama que alumbra mi vida , y que perdurará por siempre en el efímero sagrario de tu corazón de niño que perseguía a los pájaros en una mañana de verano , y en el que yo quedé atrapada , sumisa , sin oir las voces de tantos mundos mundos perdidos , que pedían lavarse en las purísimas aguas de tu dulce corazón intransformable .

Canto a tu amor , que trasciende el huracán de los años ; que prestan a mi tez las hábiles arrugas de una vejez inexistente en los abismos de esta dulce locura .

Él se derrama con el inevitable desparrame de los granos de siembra que mi cuerpo , fiel , germina una y otra vez , como un dulce ritual sagrado , en contra de las voces de esos mundos que intentan acallar mi canción .

Se escapa con la premura del incierto amanecer a traves de la esencia de mis poros , pidiendo su renuevo en venideros llantos y risas limpiadoras de humores pestilentes , cual estanques de moradas no habitadas por corazón alguno .

Canto al perdido goce impatentable del primer beso , que me transportó a la recogida de las míes de tu alma pura , sedienta de mi amor de mujer inmadura , en la ansiada perfección de tu aquiesencia , haciéndonos partícipes por siempre de la amatoria intemporal que funde el equinoccio de los tiempos hasta hacer de un segundo , cielo eterno , que no dudaria en calificar de octava maravilla .

Y canto en suma porque mi canción más preciada , se preste siempre a la dulce ternura , entregándose sin tregua al puro sentimiento , y a tenor de los pequeños desmanes de la vida , reviva sin fin a este nuestro amor infatigable .

CANTAR TU CANCIÓN



Probé en mi imaginación
Que residía en tu vida
El gran amor sin medida
Dentro de tu corazón .

Probé a ser distintas cosas
Probé a meterme en tu piel
Probé , siempre sin querer
A vivir sin tu persona .

Y al probar vivir sin ti
Morí de necesidad
Necesité tu existir
Para existir de verdad .

Sentí ser pájaro espino
Por cantarte una canción
Y al elevarme en su trino
De placer , morí de amor .

Y metida en tu canción
Probé , dentro de tu hombría
Que yo era mujer mía
Y que mi hombre era yo .

Y sentí ser sólo una
Pensé sólo en tu pensar
Sentí sentirme en la luna
gocé sólo en tu gozar .

Y en una yo era mujer
Y en la misma era varón
Sentí que sólo era un ser
De la eterna Creación .

Y sin tí no era completa
Sin tí , no había canción
Sin tí , era hierba muerta
Sólo mitad sin amor .

sábado, 21 de julio de 2007

EL HOMBRE DE DIOS




Se encontraron dos amigos a la caída de la tarde y , no habiendo comido nada en todo el día , se dijeron el uno al otro:
-Podríamos ir hasta esa hacienda cercana , de cuyo dueño se dice que es el más rico de estos alredores , y cuyas posesiones se pierden de nuestra vista . Pediríamos algo de comida y posada para pasar la noche .

Llegaron siendo ya noche cerrada y , aunque con algo de reparo , se decidieron a llamar a la puerta . Salió a abrirles el dueño de la casa , que ante la petición de ambos , accedió a darles comida y cobijo por aquella noche , pero a cambio ellos deberían dar de comer a los animales y limpiarlos , antes de partir a la mañana siguiente .

Hallándose ambos acomodados y satisfechos hasta la saciedad , se les ocurrió un plan cuya trama decidieron poner en práctica .

Creyendo que el señor de la hacienda dormía , entraron a hurtadillas en su habitación con inten ción de robarle algún dinero y ver si había algo de valor que pudieran vender en la ciudad vecina . Pero al entrar , encontraron al buen señor , leyendo a la luz de un candil , las enseñanzas que se contienen en el Libro de la Sabiduría .

El amable señor les invitó a pasar y les preguntó qué se les ofrecía a horas tan avanzadas .

Los intrusos avergonzados de sus intenciones decidieron confesarlo todo y pedir perdón al dueño de la casa , y entonces se encontraron con una sorpresa .

-Queridos amigos , les dijo , mi casa es la vuestra por todo el tiempo que queráis . Yo tenía tres hijos que Dios me regaló hermosos y fuertes siendo cada cual más hermoso que el otro , tal era el regalo de Dios en mis años de senectud . Ellos cuidaban mi hacienda , y yo sentía que el buen Dios había bendecido mis años de trabajo y oración para mayor gloria de Su Nombre . Mis días estaban dedicados al estudio de este libro que mi amorosa madre me dejó tras haberme enseñado sus grandes dones .
Ahora que mis hijos me faltan , mis días y también mis noches son todos para derramar mi alma en sus preciosas páginas . Sólo en ello encuentro consuelo para seguir viviendo , y así he decidido que sea mi vida mientras quede luz en mis ojos y aliente mi espíritu .

-Os ofrezco cuanto tengo , ya que de poco me ha de servir .
La vida me sonreía . Mi hacienda era próspera , sus árboles frutales estaban tocados de su mano , sus cosechas tempranas y a la sazón daban frutos al ciento por uno que no se conocían en todo el mundo .

No había caminante que pasara por este lugar , que no se sentara a nuestra mesa y quedara maravillado por los manjares de mis tierras . Sus animales pacían hermosos y lozanos , tan diligentes que parecían haber aprendido del buen Dios a servir a mi hacienda .

Las estaciones se sucedían como un sueño , sus noches eran tan hermosas como sus días y yo ansiaba casi tanto ver anochecer bajo el cielo estrellado , como ver el suave y fresco amanecer bajo el rocío vivificante en los inicios del despertar del sol , cuando aún , casi bostezando , se decide a extender sus templados y amorosos brazos sobre los campos de míes y los arroyos cristalinos para mirarse , en suave coqueteo , alumbrando los cielos que , a esa hora , comienzan a vestirse primorosamente del azul intenso del lapislázuli .

Los estanques reflejaban en sus destellos la sonrisa que Dios había puesto en todos los días de mi vida y yo agradecía cada momento no creyendo merecer Sus Bienabenturanzas .

Al atardecer , mi hacienda volvía a su quietud habitual como por ensalmo . Todos sus animales : garzas , pavos reales , cigüeñas , gacelas , etc . , volvían a su hogar estableciendo el orden que Dios disponía entre sus criaturas , naturalmente .

Cuando el invierno traía el cierzo y las copas de los árboles aparecían nevadas , los animales ivernaban en sus madrigueras , y yo les esperaba anhelante con todo mi ser maravillado ante la sabiduría de Dios que todo lo disponía para bien de sus criaturas .

Así pasaron los años entre el amor de mis hijos , la leche caliente de mis ovejas , la dulce miel de mis panales , y el sabor de los dátiles que endulzara los pechos de las hijas de Alejandría , insuflando a sus vástagos la dulzura del amor desde su concepción .

El apego de mis hijos por la tierra de Dios crecía conforme a sus años , en ellos se miraba el buen Dios ofreciéndome su perfección . En la templanza descansaban sus miembros del trabajo amoroso de la Hacienda .

Hasta que un día aciago las furias de todas las tempestades se desataron sobre mi vida y todos los rayos y truenos cayeron sobre mi nombre para maldecirme . Mis hijos , uno tras otro murieron de un mal extraño semejante a la tristeza . Volaron sus sueños de miel y brezo hasta los jardines del cielo . No se pudo hacer nada por sus vidas .
Mis alabanzas a Dios se hicieron impenitentes . Él me los dió y El me los quitaba . No había minuto ni segundo de mi vida en que no cantara la grandeza de mi Dios al haberme hecho conocer el Amor de Su dulce cuidado .

Por eso me encontráis en este momento leyendo y orando continuamente .
Mi alma se ha vuelto un río incontrolable de adoración a Su Nombre , porque Santo es quien me ha hecho conocer una vida semejante al cielo , para un ser miserable como yo soy .

Los mendigos impresionados por su historia cayeron de rodillas ante él pidiendo perdón , pero el pobre señor les rogó que se levantaran y les hizo saber que sólo Dios podía haberle enviado a dos personas necesitadas de su apoyo material .
-La necesidad que padecéis de alimentos y cobijo , les dijo , encaja desesperadamente con mi propia necesidad de compañia y consuelo . Por tanto os ruego que aceptéis la hospitalidad que os ofrezco , ya que mi lengua lleva inscrita la Palabra de Dios y esta es Su Hacienda , la Hacienda donde se prodigará el cobijo y el Amor durante todas las edades hasta el final de los tiempos .

viernes, 13 de julio de 2007

PEREGRINO DE AMOR

Me preguntó un niño qué era el amor.
-El amor , le dije , se contiene con las manos como la arena del mar , y al igual que ella , se escapa entre los dedos al menor descuido . Como la arena del mar es infinita , también los dones del amor lo son . Y sus alegrías no habría lengua humana que pudiera contarlas . Con su sóla mención se mitigan las heridas del alma , y de su único sustento se alimenta la misma desde el principio de los tiempos .

Pasaron los años y un día llegó hasta mí un hombre que dijo ser peregrino del amor .

-Ando buscando el amor desde niño , me dijo , y aún no encontré nada que se pueda comparar a ese ungüento del alma .

Le ofrecí un vaso de agua que bebió con gran avidez y al instante objetó :
-Como el agua calma la sed , así mi alma espera saciarse un día con el amor infinito que alguien me describió siendo niño .Pero mi vida se ha vuelto itinerante , voy de un lado para otro y ya estoy por desistir , pues ningún alma humana posee los dones del amor que ansío alcanzar .

-La vida , le dije , te trajo a mí de nuevo , por ello te contaré lo que se .

Al igual que todos los manantiales del Universo se contienen en ese vaso que ha calmado tu sed , así también el amor , siendo infinito , es contenible en un sólo corazón , pero a la vez es Don de Dones y se puede derramar y correr como un río presuroso que escapa tras la vida tratando de alcanzarla siempre . No obstante , es difícil fluir con el río para así poder alcanzar el mar que es la plenitud del Amor de Dios .

El mar es contenido por su sóla orilla , sin embargo su horizonte se pierde en la lejanía de la inmensidad . Es inconmensurable , profundo y pleno de vida y del que una sola gota es exacta a todo su contenido .

Así es el Amor .Nace y crece en el corazón como minúsculo embrión de la vida , contenible dentro del ser , pero que , por la Gracia de Dios , se cultiva y derrama entre sus criaturas alcanzando todo lo inalcanzable en el Cielo y en la Tierra .
Por ello te aconsejo que descanses en tu errar , pues llevas el amor en la esencia de ese ser tuyo que tanto lo ansía .

Cultiva esa flor cada día observando sus nuevos brotes y , cuando te des cuenta , todo se habrá vuelto un jardín florido preludio del Edén .

Tu aliento será de aromas de nenúfares y al expirar exalarás amor puro , con lo que confundirás la existencia con el propio Paraíso .

Tu alma se llenará al punto de puro contento y tus días se harán cortos , en el deseo constante de alabanzas al Dios creador de tanta belleza y beneficios de sus criaturas .

AVES DE PASO

Debes saber : sólo somos
Aves de paso , que errantes
Dejamos la leve huella
De la pisada en la arena ;
Nuestro oficio es : "Caminantes"
Camino de las estrellas .

Llenos somos de energía
Acumulada en la esencia
De nuestro triste envolver
Y no tenemos conciencia
De nuestro andar por la vida .
Sólo cuando ya han pasado
Quizás los mejores años
De cometer los errores
Aprendemos la lección
Tras de muchos sinsabores .

Caminar es nuestro oficio
Pero debemos cuidar
Que nuestra huella al pisar
No se confunda con otras ,
La nuestra ha de ser precisa
Clara , rotunda y hermosa
Para así poder guiar
Al que quizás despistado
Se pueda quedar atrás .

Para encaminar el rumbo
Difícil es acertar ,
No debes perder la Luz
Pues caer en las tinieblas
Podría serte fatal .
La Luz guiará tus pasos
Claros , rotundos , precisos ,
Hacia la hermosa Verdad .

Pues al final sólo somos
Aves de paso que , errantes
Dejamos la leve huella
De la pisada en la arena
Nuestro oficio es : "Caminantes"
Camino de las estrellas .

miércoles, 4 de julio de 2007

EL POZO DE LA VIDA

Fueron una madre y una hija a sacar agua al pozo de la vida.
Al sacar la madre el cubo medio vacío , lo echó de nuevo creyendo no haberlo hecho correctamente y , también esta vez el cubo salió casi vacío .
Desesperada por no poder sacar agua de vida , preguntó al pozo si acaso no le quedaba agua para poder prestar a sus exiguas fuerzas un poco más de tiempo .

El pozo le contestó que estaba lleno a rebosar , pero que el agua de vida se reparte a lo largo de ella , y se administra conforme a los progresos del ser humano en su búsqueda por hallar dicha "vida" .

Hizo la hija la misma operación obteniendo peores resultados aún . Preocupada inquirió al pozo :
-¿ No sábes que soy joven aún ? .
-¿ Acáso no piensas darle una sóla oportunidad a mi corta existencia ? .

Díjole el pozo :
- " Tus resultados han sido coforme a lo que has proyectado al asomarte al mismo .
Cuando asomaste tu rostro de diosa que se cree merecedora de todos los bienes de la vida , contemplaste tu belleza y te recreaste en la misma pensando que con un rostro como ese , la vida no podía negarte nada .
Al hacer estas consideraciones faltaste a la regla elemental de la propia vida .
La vida se sustenta de la consideración hacia el semejante . Así tu madre siendo joven tuvo consideración hacia la vida misma cuando por amor te engendró y sustentó con el esfuerzo y la entrega de su propia vida . No obstante tú al asomarte al pozo , no has pedido en tu interior que tu madre tuviera aún una larga vida para poder devolverle las atenciones y el amor que ella te ha prodigado a lo largo de todos estos años .
Sólo quien genera la "vida" y exala por sus poros y su aliento partículas de ella , puede desentenderse del día de su muerte . Ésta es la cosa más fácil pero también la más difícil a la vez .
El desprendimiento del "ser" debe ser tan grande , que se olvide de sí mismo y así pensar antes en el "otro" que en el propio "ser" . "

Habló la madre diciendo :
-Puesto que yo ya ha vivido lo suficiente , ofrezco lo que me queda de vida a mi hija , pues mi vida no tendría sentido sin ella .
-Yo nací de nuevo cuando la engendré en mi vientre , y mis noches se tornaron en días de luz cuando su pequeña vida bullía reclamando vida de mi seno , y amanecí y anochecí ofreciendo esa vida que a ella le era indispensable .
-¿ A quién daría yo mi ser , prestaría abrigo y protegería ? .

La joven al oir a su madre se avergonzó profundamente de su propio egoismo y asomándose al pozo concilió diciendo :
-Te pido que consideres a mi pobre madre , ya que ella me concedió la oportunidad de vivir cuando me acogió en su seno y no me echó de su vientre ni de su vida .
En todos estos años desde que vi la luz y gracias a ella , los campos se visten de hermosura cada día y el cielo se alumbra cada mañana con el fulgor matutino de la aurora boreal .
Las noches estrelladas son coronadas con rubíes y jade , y todas las piedras preciosas se reunen en el cielo sin ahorrar en el lujo y hermosura , que engalana a la fiesta más preciosa del universo .
Y , ¿ cómo expresar que todo el amor del mundo está contenido en el inesperado lecho de sus manos ? , y toda la dulzura de los panales del Edén se concentra en un sólo beso de su boca ?

Las flores en primavera se abrigan del sol protegiéndose tras la frescura de su sonrisa , y así las rosas , los jazmines , el azahar y los alhelies , exalan su perfume cada vez que ella me arrulla con su dulce canto en las noches oscuras y con su mano celosa aleja los "monstruos" de mi vida .
Y toda mi vida ha sido inundada por la obra de su amor generoso .

Mi vida no tendría sentido sin la luz de sus ojos cuyo brillo se asemeja a los destellos del sol sobre la montaña nevada que , con suave mimo , posa su iridiscencia en cada partícula , esparciendo sobre ella sus pequeños tesoros de luz y , desde su altura , parece que hace guiños al corazón del hombre para ensanchar sus entrañas .
Te ruego por todo ello que no borres su huella del Universo mientras que aliente mi vida y que perdones así mi pequeño egoísmo pues la palabra madre está contenida en cada célula de mi ser y , el día que ella muera mi alma también se irá con su ser , ya nada alumbrará mi universo interior .
El pozo consideró tan importante hermoso y veraz argumento y contestó a la joven :
Al hacer este acto de generosidad , tu caudal de vida ha aumentado ya que tu generosidad ha puesto una nueva estrella sobre el cielo de la que , la memoria del Universo se nutrirá por siempre .
Los pensamientos viven para que otra persona que se encuentre en una situación parecida , pueda encontrarlos si de verdad hace uso de una generosidad tan grande y un desprendimiento sin medida .
Ahora tu madre acabará sus días llena de felicidad por el gran amor que le profesas , y tu "Estrella" brillará inundando de Luz el pensamiento de los hombres que buscan el Amor eterno .

Ese Amor que fue sembrado en la simiente del hombre en el principio de los tiempos , y que posee un cofre sagrado que se llama "Corazón" .

domingo, 1 de julio de 2007

EL PARADOR DE DIOS

Un joven mirándose en un lago pidió tres deseos :
-Que sus pies alcanzaran la cima de la montaña para poder ver a Dios .
-Que el mismo Dios le indicara cuál era su misión en la vida , y por último pidió tener suficiente tiempo para cumplir dicha misión .

Se dispuso a ello con premura sabedor de la efímera levedad de la existencia .

La escarpada subida fatigaba sus miembros , pero su mente , se mantenía clara en el objetivo .

De vez en cuando paraba un rato y, después de elevar una oración al cielo , miraba desde las alturas los valles primorosos que le vieran nacer , preñados de vegetación , los riachuelos sonoros y cristalinos que , a lo lejos , semejaban cintas plateadas serpenteando los familiares senderos recorridos por él siquiera un millar de veces en los últimos años .

Su niñez había transcurrido en una ciudad de marcado carácter industrial . Allí se trasladó su familia desde este precioso valle , tras vender sus pequeñas pertenencias , a la búsqueda de un futuro mejor , y allí se forjaron los primeros recuerdos de su infancia .

Su madre era mujer llena de entereza , cargada de labores , pero solícita y tierna como el pan recién hecho , para saciar el hambre de afecto , de curiosidades , de sueños por estrenar la vida presta a ser vivida .

Su padre , apenas le veía , hombretón rudo pero muy recto , de brazos de acero y corazón blando y dulce como de cera y miel , llegaba a casa tan agotado que un buen día ya no pudo levantarse más y los dejó sin sustento , sin su mirada honda y limpia de hombre cabal y bueno , ya nunca más estaría ahí ofreciéndoles seguridad y apoyo en los tiempos difíciles .

Un buen día , el joven le dijo a su madre que debía resolver el enigma que se contenía en su vida , aquel que se escondía en el cofre de su corazón , desde que su leche templada como un río de caricias a través de su garganta , alimentara sus ansias de amores circundados de esferas celestiales y brisas boreales que contemplan el sueño de Dios y lo preservan del sonoroso trino
de las aves , del canto de los ángeles celosos de sus alabanzas , de las pisadas de las palomas que juguetean seguras en las cornisas de "La Casa del Cielo" .

Tenía seguro el corazón del Amor de Dios y a su encuentro , iba sin dilación , pues su certeza y alegría le daban la fuerza que se forja en el conocimiento de los que se sienten a las puertas de Su Casa .

A veces le pasaba , se extasiaba en letargo amoroso del deseo vivísimo de estar con Dios .

Su llamada era tan fuerte que le causaba un profundo gozo en el pecho .

Emprendió de nuevo el camino , y al poco se encontró con un forastero que entabló conversación , preguntándole dónde iba :
-Ando buscando la solución del enigma de mi vida , y estoy convencido que la misma se encuentra tras el Rostro de Dios , por ello camino hacia la cima de esa montaña , seguro de que allí podré verle .
-Te pido , dijo el forastero , que retrases tu viaje durante un día , pues necesito de alguien que me cuide ya que tengo la pierna enferma y ello me causa gran dolor .

Consternado por este contratiempo el joven accedió a su petición viendo que , de veras , el desconocido estaba necesitado de su ayuda .

Conforme iba avanzando su conversación , el joven fue sintiéndose lleno de paz y alegría infinitas y , transcurrida la tarde , preparó su manta para dormir al lado del forastero , por si precisaba de sus cuidados .

Casi inmediatamente se durmió profundamente y soñó que iba en una barca navegando por un río junto al forastero que dormía a su lado .

Era un viaje placentero , con rumbo seguro , y ambos , estaban conectados por estrechos lazos de un vivísimo amor fraterno .

El forastero le miraba a los ojos y , a través de ellos , ambos mantenían una comunicación sin límites de conocimiento , de transmisión de la verdad y sobre el destino de la existencia , su origen y finalidad . Todo en un instante fue revelado ante sus ojos . Sentimientos exquisitos residían en sus miradas poniendo en comunicación sus almas y el joven tuvo la certeza de que aquello era lo que él iba buscando .

Llegados a un descenso del río la barca perdió el equilibrio y zozobró , cayendo el forastero al agua . Angustiado el joven se tiró a buscarlo , pero la búsqueda fue inútil y al intentar regresar a la barca despertó .

Lleno de inquietud , al despertar , se dispuso a contarle el sueño a su compañero
pero , para sorpresa suya , allí no había nadie . El hombre que un rato antes se quedara dormido a su lado , con la pierna gravemente enferma , había desaparecido .

Largo rato estuvo el joven ensimismado dilucidando su sueño hasta llegar a la conclusión de que en su interpretación estaba el colmo de todos sus anhelos .

Con increíble ligereza llegó a la cima de la montaña y se dispuso a cumplir la voluntad de lo que había leído en los ojos del forastero .
-Dios , se dijo a sí mismo , es quien se ha aparecido ante mis ojos reclamando mi ayuda . ! Dichoso soy por habérsela prestado ! . Por ello se que el mismo Dios reside en el corazón de todos los seres que habitan el Universo .
Por todo ello considero finalizada mi búsqueda . Desde ahora estableceré mi residencia en la cima de esta montaña .Viajaré continuamente por estos lugares ayudando a las personas que permanecen en su búsqueda y les conduciré como es su deseo al Parador de Dios .

sábado, 30 de junio de 2007

NUNCA , JAMÁS COMO HOY



Nunca el bufón fue aplaudido
El paladín aclamado
Nunca el necio fue enasalzado
Con calor más desmedido .

Nunca el sabio fue olvidado
Para ser sustituído
Por cerebros sin calor
Y corazones vacíos .

Nunca el amor fue tan frío
En el calor del abrazo
Jamás se ausentó el calor
Del alma por tanto espacio .

Nunca las leyes llevaron
A hacer de unos seres libres
Los presos más amansados .

Nunca el hombre sirvió a nada
Como en este tiempo sirve
A la egolatría más vana

Nunca , nunca , nunca , nunca
Murió la dulce inocencia
Se enturbió su transparencia
En aurora más temprana .

Nunca se asemejó el asno
De forma tan fidedigna
Al fatuo animal humano .

Nunca fue el amanecer
Tan incierto en el futuro ;
Nunca el horror fue a nacer
De aquellos seres más puros .

Jamás se vendió el amor
Como hoy , a cualquier precio
Nunca murió de dolor
Adornado de desprecio .

Jamás como hoy el hombre
Perdió el rumbo de su "norte"
En su caminar vacío .

Nunca como hoy soñó
Con otro nuevo horizonte
Para volver al estío .

SENDEROS DE FUTURO




Mis hijos ya no son míos
Pertenecen al futuro
Habitan el desconcierto
Son senderos de caricias
Que no habitaré en el tiempo
Acariciando el desierto.

Mis hijos, futuro incierto
Son del mundo, en mi zozobra
Son el quizás, el momento
Del Universo, las horas
Entre mi andar y lo eterno.

Son del goce lastimero
Hilos hilvanando ríos
Del amor, amores míos
Del camino, los senderos .

Son los duendes de mis versos
Las musas de mis canciones,
De mi alma trovadores
De mi desatino, acierto .

Son de mis noches en blanco
La inquietud y el desespero
De mis vacios, los abrazos
De mis trazos, los maestros .

Son de la penumbra el día
De mis labios, beso eterno,
Del cultivo la semilla
Que cultivará el silencio .

martes, 26 de junio de 2007

SUEÑOS DEL HIJO


El tiempo ladino , con su garra cruel saca al hijo de la cuna .

De los sueños que él mismo le alquila .

Frustrada por su pico afilado la inocencia primera ;

cose sus sueños rotos

con el hilo del conformismo asesino .

Herida primigenia con entrañas de madre

son sus manos vacías .

! Tánto sueño forzado comprado en una caja ! .

Avasallada su esperanza

por tánta posesión perdida

en la callada mueca de su boca .

lunes, 25 de junio de 2007

LA VIDA SIN PRISAS

Un hombre le preguntó a la vida por qué tenía tanta prisa por ser vivida .
La vida le dijo que el tiempo era inexorable y que eso formaba parte de las cuentas del tiempo con el hombre . Que el tiempo al fluir incesantemente arrastraba a los seres vivos hasta fundirlos con la tierra misma en una sucesión de nacimientos y muertes cual haz de luz fulminante en el espacio .
-La vida , le dijo , se forma con el pensamiento de Dios aún antes de principiar los tiempos , cuando sólo la nada y el todo se contienen en ÉL . Entonces la vida sólo es el proyecto de Dios , que al insuflarle un soplo de su propia alma , se convierte en forma de vida con el exquisito y delicado toque que sólo pueden poseer los seres destinados al Universo infinito del Amor .

-Pero entonces , dijo el hombre , esta teoría sólo sería aplicable si todos los seres fueran bondadosos , ya que el alma que pertenece a Dios está imprimida de ese carácter .

-Y así es como debería ser pero , para Dios , sus hijos son el único y más amado proyecto del mundo y , por ello , les hizo libres en completa armonía con el universo . Luego el hombre , nace con un alma de Dios pero en completa libertad de actuación ante el mundo , así su destino es indescifrable e incierto , ya que emprende el viaje de su existencia sin un timón para regir su rumbo hasta llegar al despertar de su propia esencia .

- ¿ Y qué es el despertar , acaso no estamos despiertos al estar vivos ? .

- Aquí llegamos al origen de tu pregunta ; la prisa de la vida .

En realidad no hay tal prisa , pero el hombre sin el rumbo de Dios se introduce en la vorágine de la vida y se deja arrastrar por sus aconteceres . Al ser arrastrado no puede permanecer al margen de ellos sino que se identifica totalmente con el torbellino que los desencadena , o sea , que al olvidarse de los caracteres que Dios imprimió en su esencia como hijo suyo , aprendió nuevas formas de vida contaminantes de su espíritu .

El tiempo ejerce su propia prisa viviendo sus estaciones en sucesión continua , como la luz sucede a la oscuridad en los albores del día , pero ésto sólo es una consecuencia en el proyecto de Dios pues , diríase que , las estaciones se crearon para hacer madurar la cosecha de la semilla que Dios dejó caer a la tierra para que fructificara dando vida a las sucesivas generaciones .

El despertar es traer hasta la conciencia la luz del discernimiento , es como encender una estrella dentro del ser que ilumine todos los rincones oscuros del pensamiento llegando a ahondar en el pozo del conocimiento hasta obtener significados desconocidos que conducen , directamente , a la Paz del Universo interior .

-Pero , ¿ y cómo se resuelve la cuestión de la muerte ? .

-La muerte es el vacío de significados y la ausencia de plenitud , por eso , se puede estar tan dormido en la vida que se llegue a estar muerto sin uno mismo saberlo . Sólo el espíritu o alma que Dios nos infunde , nos avisa transmitiéndonos su descontento y enfermedad para hacernos ver que , lejos de Él y de Su Amor , no existe salud espiritual verdadera .
Podría decirse que cada vez que un hombre aspira a ser de Dios , el mismo Dios , siguiendo el hilo de sus pensamientos , los deja suspendidos en el cielo en escala vertical al ser que le busca , hasta que el pensamiento de Dios y el ser se unen en legítima comunión cual ensamblaje de dos piezas que se complementan formando una unidad de función . Esta función es el Amor o embrión de la vida auténtica por eso , ya que me preguntas , te diré que esta Vida , la Vida verdadera , no tiene ninguna prisa por ser vivida , muy al contrario huye del mundanal ruído y se aparta de todo y de todos , hasta llenarse a rebosar del plasma vívido de Dios . . . y se deja vivir sin prisas , sin contar las horas . . . y pide perdón por no ser todo el tiempo de esa Vida .

Y así pasa sus días en el DELEITE GOZOSO DE LA VIDA SIN PRISAS .

MEZCOLANZAS DE DESEOS


Prefiero la fealdad e imperfección humanas impregnadas de espíritu y de alma , a la tonta y perfecta belleza rebosante de carencias y motivaciones interiores.

Porque ya se cansó mi alma de tanta máscara perfecta moldeada en el mismo barro , de tanta pose , de tanta palabra fácil que hasta la misma lengua se resiste a repetir por millonésima vez para no comunicar nada .

Porque la nada está vacía , y mi alma rebosa en deseos de abundancia de vida , y la vida es imperfecta , pero puede haber más luz en la imperfecta oscuridad del ciego que en la perfecta claridad del necio , más amor en el corazón del mendigo que en el del rico y poderoso hacendado ,

Prefiero el calor de una mirada al frío contacto del vil metal que esclaviza el alma , la calidez de un dulce sueño a la frialdad de un proyecto que su realización hace aún más frío .
Porque de poco nos sirve gozar de abundancia en bienes materiales si en ello nos dejamos el alma a jirones , y nuestros sueños han perdido el encanto y la calidez de lo irrealizable porque hemos olvidado soñar con el alma .

Prefiero participar en crear una vida que formar parte de cualquier sistema que la anule por muy civilizado que sea .Porque vivir es dar a luz nueva simiente y nuestra civilización de conveniencia no debe olvidar que amor y vida es igual a libertad y por tanto , derecho inherente a cada ser .

Prefiero huir del festín de las alimañas ; porque mi corazón no está preparado para asistir al banquete que despoja a la presa de su integral dignidad , así como para contemplar el ruín goce de las almas depravadas que se alimentan de sus despojos .